Las tecnologías para la educación (Edtech) se están abriendo paso rápidamente en las aulas de nuestros más pequeños ¡y están aquí para quedarse! La única manera que tienen los docentes de mantenerse al día con el aluvión de dispositivos que tienen disponibles (tabletas, ordenadores portátiles, aplicaciones, software, etc.), es usarlos de manera efectiva para así proporcionar un entorno de aprendizaje integral.

Desde aquí queremos daros algunas ideas del uso de estas tecnologías en el aula y a continuación os enumeramos las 5 formas en que las herramientas de tecnología educativa pueden ayudar a facilitar el proceso de enseñanza y aprendizaje en el aula de educación primaria.

enfoque

1. Cambiar el enfoque

Tradicionalmente, el enfoque del aula siempre ha sido la del maestro en el frente de la clase y los alumnos escuchando. Ahora, con la tecnología dentro del aula, los alumnos pueden desempeñar un papel más activo en su aprendizaje. De esta forma comienzan a fomentar la responsabilidad desde muy jóvenes.

2. Fomentar la colaboración temprana

La colaboración en el aula, incluso en alumnos más mayores, es a veces un problema porque es una habilidad aprendida que muchos no tienen. A algunos estudiantes no les gusta trabajar en grupos y equipos, mientras que a otros si les gusta creando con ello un conflicto. El efecto colaborativo a través del uso de la herramienta ClassFlow de Promethean permite a los jóvenes estudiantes aprender habilidades esenciales de comunicación y colaboración que le serán muy útiles como adultos.
colaboracion

3. Retroalimentación rápida

clasflow

A veces, obtener retroalimentación útil puede ser una tarea desafiante y lenta para los maestros, lo cual hace que no sepan si una clase ha sido útil y de provecho para sus alumnos. Usando las opciones de encuesta, preguntas/respuestas, opinión, etc. Incluidas dentro de ClassFlow, los estudiantes y maestros pueden recibir los comentarios necesarios casi instantáneamente, haciendo que la retroalimentación sea beneficiosa para ambas partes.

virtual

4. Expandir el aprendizaje

Con la tecnología, podemos ampliar los horizontes de aprendizaje para los niñ@s más pequeños, usando herramientas adecuadas podemos expandir el entorno de aprendizaje más allá de su entorno típico que es solamente el del aula, un ejemplo de ello es el uso de la realidad virtual, que permite llevar a los alumnos a un dar “paseo” fuera del aula y descubrir millones de sitios maravillosos.

5. Autoexpresión y creatividad

Por último, los niñ@s encuentran muchas formas de expresarse con la tecnología en sus manos; A través de imágenes, videos, texto y creaciones visuales, estamos fomentando que los alumnos sean capaces de pensar por sí mismos y generar ideas creativas, que podrán compartir con sus compañer@s.

creatividad