soporte-tecnico-promethean

Es común en nuestras aulas encontrar dificultades a la hora de comenzar las clases. En este post procuraremos solventar esos pequeños inconvenientes que nos crean algo de aversión por nuestra pizarra digital o monitor interactivo en clase.

El primero de nuestros consejos es claro: paciencia. ¿Acaso María Montessori desarrollo su método en la primera programación? ¿Jose Antonio Fernández Bravo enseñas a sus alumnos a multiplicar en un trimestre? La respuesta es obvia.

Nuestra PDI o pantalla interactiva no dejan de ser dispositivos electrónicos que requieren de paciencia para su configuración y uso. “¿Pero cómo quieres que mantenga la paciencia con 25 pequeños “monstruit@s” dando gritos al principio de clase?”.

El desconocimiento en el uso de la pizarra digital o el monitor interactivo hace que perdamos esos 5-10 minutos de principio de clase tan valiosos con el que dejamos de captar la atención de los alumn@s.

Sentirnos seguros de nosotros mismos nos ayudará a encontrar una solución factible y rápida. Tenemos que salir de la zona de confort que nos ofrece el libro de texto y superar la barrera del miedo a la evolución tecnológica en educación.

Antes de pasar a la acción tenemos que comentar que más del 80% de los problemas de la pizarra o monitor provienen del “cerebro” de todo: el ordenador.

Contar con un buen PC o portátil con suficiente memoria RAM y las aplicaciones optimizadas es vital para que nuestra clase fluya.

 

“Mi centro no tiene recursos, ¿Qué hago?”

Bajo nuestra experiencia de más de 8 años instalando este tipo de dispositivos en el aula, la mayoría de las veces no se requiere de un ordenador de última generación, sino de uno optimizado, con una RAM superior a 4GB, no demasiados programas instalados y algo fundamental: cuidarlo como si fuera nuestro.

 

“Tengo un Windows o Guadalinex desfasado, ¿Cómo voy a echar a andar esto?”

Pues bien, aunque no os lo creáis el sistema operativo de nuestros equipos apenas interfiere en los fallos más comunes de nuestra pizarra digital o panel interactivo Promethean. Hemos visto pizarras digitales que van como la seda bajo Windows 7 o XP, e incluso con Guadalinex, y paneles interactivos totalmente ralentizados con Windows 10. Muchas veces no se trata de coche, sino de quien lo pilota.

Mantener un PC o Chromebox bien optimizado sin software basura nos ayudará a comenzar nuestras clases más rápido de lo que nosotros creemos.

 

“Mi proyector para la pizarra digital no enciende”

Es uno de los problemas más comunes en clase. Lo primero es asegurarse que nuestros dispositivos reciben correctamente suministro eléctrico. Tanto proyectores como paneles interactivos, disponen de un indicador led rojo que nos dirá si reciben o no suministro eléctrico. Si este led parpadea constantemente o no enciende, es símbolo de algún problema técnico, por el cual deberemos acudir al servicio técnico.

En el caso de los monitores ActivPanel, llevan un interruptor trasero algo “oculto”, deberemos introducir la mano por el lateral del display para encenderlo.

Otro de los problemas comunes es no seleccionar adecuadamente la fuente de entrada. Nos aseguraremos que nuestros dispositivos también están correctamente conectados por VGA o HDMI, haciendo especial hincapié en la caja de conexiones intermedia que tenemos en clase. Una vez hecho esto acudiremos a la selección de la fuente desde nuestro mando a distancia, y asegurarnos de que tenemos seleccionada la entrada (VGA o HDMI) correcta seleccionada.

mando-promethean

“Enciendo el ordenador y el proyector y la pizarra no hace nada”

Lo primero que tenemos que comprobar es la conexión USB de nuestra pizarra digital. Cambiarlo de puerto USB y comprobar si todo está correctamente conectado en la caja de conexiones nos ayudará a solventar este problema. Otra de las causas más comunes es no tener correctamente instalado el driver de la pizarra digital o panel interactivo. Os dejamos aquí el enlace de descarga:

Descargar Driver ActivBoard y ActivPanel

Tenemos que tener en cuenta que cuando conectamos nuestros dispositivos por USB al ordenador siempre tiene que sonar esa “campanita” que nos dice que se ha encontrado un dispositivo USB nuevo y el driver en la barra inferior a la derecha debe pasar de tener dos aspas rojas a mostrar el muñeco de Promethean naranja, así sabremos que hay buena conexión con nuestra pizarra digital o nuestro activpanel.

error-conexion-promethean

Otra opción es comprobar si se reconoce el hardware desde la pestaña “Hardware” de nuestro driver.

hardware-promethean

Ya que hablamos de USB, no podemos dejar de lado lo siguiente: el tamaño sí importe. Cables kilométricos de USB harán que nuestra Promethean ActivBoard o nuestro Activpanel no reciban suficiente suministro eléctrico para que sean reconocidos por nuestros ordenadores. Esto sobre todo ocurre con las pizarras interactivas, sean Promethean o de cualquier otra marca. La longitud total de los cables USB no debe superar los 5m. Es más, bajo nuestra experiencia en instalaciones, recomendamos 100% utilizar el cable original de Promethean sin empalmes macho-hembra. Demasiados emplames o metraje harán que no se reconozca o que no nos proporcione estabilidad en la conexión del driver. El síntoma claro será que la pizarra o la pantalla se conectará y desconectará muchas veces y de manera muy rápida.

“¿Qué hago si no me llega el cable USB al ordenador?”

Utilizar cables USB autoalimentados del metraje justo es la solución más común en estos casos, evitando demasiados empalmes macho-hembra. 

“¿Y si todo lo anterior no funciona? ¿Qué hago para que reconozca mi pizarra digital o pantalla interactiva?”

Puede parecer simple y algo estúpido, pero reiniciar el PC nos evitará muchas consultas al coordinador TIC de nuestro centro. Como último recurso y si nada funciona habría que cambiar la placa base. Os dejamos un video-resumen con todo lo expuesto anteriormente:

“He conseguido que mi ordenador reconozca la PDI o monitor pero ahora no funciona la interactividad, ¿Qué hago?”

El siguiente paso será calibrar nuestro dispositivo. Esta solución también será la ideal para corregir las desviaciones en nuestras interacciones táctiles con el panel.

Os dejamos un video con los pasos a seguir para calibrar la pizarra:

video-promethean

Si aun calibrando no se corrigen las desviaciones en las pulsaciones puede tratarse de una avería en el panel IR, en ese caso habría que contactar con el servicio técnico.

En el caso del monitor interactivo ActivPanel, al usarlo con el Android que trae embebido, nos ahorraremos los problemas de drivers y calibración. 

“De acuerdo, ya veo la imagen pero se ve distorsionada, con puntos blancos, algo oscura y achatada”

Las causas son varias, pasemos a analizarlas:

1. Imagen distorsionada y con ruido. El problema suele estar en el cable VGA o en la tarjeta gráfica del equipo. En numerosos casos nos hemos encontrado cables duplicadores de VGA que no dan la talla y que meten ruido a la imagen por lo que debemos asegurarnos de comprar cables duplicadores de VGA autoalimentados para una correcta calidad de imagen tanto en la pantalla del PC como en nuestra ActivBoard o ActivPanel. Este problema nos lo ahorramos con los portátiles ya que sus tarjetas gráficas están preparadas para doble salida de imagen.

2. Puntos blancos: Es problema del chip AMD de nuestros proyectores con tecnología DLP. La solución es el cambio de proyector, ya que no es algo económico de reparar.

3. Imagen algo oscura. Se produce debido a:

  • Una mala selección del modo de imagen. La solución es cambiar el modo desde el mando a distancia. 
  • Los cables duplicadores de VGA corrientes bajan la intensidad de nuestras proyecciones. Solución: un cable VGA autoamplificado o una tarjeta gráfica con dos salidas de vídeo: Una a la pantalla del ordenador y otra a la pizarra digital o monitor interactivo.

4. La lámpara del proyector ha entrado en modo eco. Todos los proyectores del mercado cuando cumplen 2000-3000 horas de funcionamiento entran en modo ECO para estirar un poco más la vida de la lámpara. La solución a corto plazo podría ser cambiar la lámpara, pero no lo recomendamos ya que los proyectores con tecnología DLP suelen presentar otro tipo de fallos por que puede ser que nos gastemos el dinero para nada. Además la tecnología va evolucionado a pasos agigantados por lo que invertir en nuevos proyectores no nos parece buena opción. 

5. La imagen se ve achatada o con franjas negras. Esto es debido a que nuestros proyectores y paneles se tienen que adaptar a la resolución de pantalla que el ordenador manda. Escoger una resolución óptima para ambos dispositivos (pantalla del PD y PDI o Activpanel) es fundamental para un correcto funcionamiento. Podremos cambiar la resolución desde la configuración de pantalla de Windows.

En las pizarras digitales el proyector juega un papel aún más importante ya que depende también de la resolución nativa del mismo y de la instalación que hemos hecho. La resolución nativa podremos cambiarla desde el mando a distancia de nuestro proyector.

Si el problema proviene de la instalación, normalmente los proyectores de lente corta suelen estar instalados sobre un soporte extensible de pared, podremos variar la distancia de proyección para optimizar la imagen.

En numerosas ocasiones, es la combinación de ambos factores (resolución e instalación) lo que hace no ver correctamente la imagen en pantalla.

“Pincho en una aplicación o función de la pizarra digital y el comando no funciona”

Una vez calibrada nuestra pizarra digital o pantalla interactiva ya tenemos el “puntero” de ratón en pantalla, pero a veces el puntero puede fallar.

Este problema es de los más comunes en nuestras formaciones/instalaciones. El motivo puede venir de diferentes sitios:

1. Nuestro dispositivo se ha quedado “tostado” y no funciona. Muchos programas ejecutados a la vez consumen toda la memoria RAM de nuestro dispositivo. Otro síntoma es ver la escritura ralentizada en la pantalla, y esto es muy molesto a la hora de dar clase. La solución suele pasar por reiniciar el ordenador y dejarlo lo más libre posible de “software basura” que se ejecutan al inicio de Windows.

2. No utilizar la función adecuada en el display o pizarra digital. A menudo utilizamos la función escritura de tinta digital y se nos olvida volver a la función “ratón” o táctil para hacer una selección. Si usamos la escritura de tinta digital fuera del Activinspire solo conseguiremos hacer capturas de pantalla, por lo que al volver a la función de ratón borrará esas anotaciones en pantalla, pero harán que recuperemos la función de selección o “ratón”.

“Los altavoces de mi pizarra digital o pantalla interactiva no funcionan, no se escuchan o tienen mucho ruido”

Siendo altavoces externos los que utilizamos, debemos comprobar el correcto suministro eléctrico de los mismos. La mayoría de ellos tiene un indicados LED. Además suelen llevar un ecualizador incorporado por lo que ajustar graves y agudos puede ser la solución más rápida.

El tema del ruido puede venir de dos fuentes:

1. Volumen muy alto. Todos los altavoces de aula suelen venir autoamplificados. Esa autoamplificación en demasía puede provocar un “hormigueo” constante en el aula. Procuraremos ajustarlos a volumen medio en el ecualizador, utilizando la herramienta de volumen de Windows.

2. La otra causa del ruido suele ser el cable minijack 3,5. Cambiar este cable o ajustarlo bien a la entrada del PC es vital para no emitir ruidos desagradables en el aula.

Conclusión:

Hemos intentado exponer la mayoría de problemas, y soluciones, del uso de este tipo de dispositivos en el aula. Como habréis podido comprobar la mayoría de ellos se dan en las pizarras digitales, ya que al tener que depender de un proyector y un PC para su funcionamiento, hacen que puedan surgir muchos más problemas, casi todos derivados de la conjunción de funcionamiento de los 3 dispositivos.

En el caso de las pantallas interactivas al venir ya con el sistema operativo Android instalado dentro, los altavoces, la antena wifi, etc. no surgen apenas problemas porque todo se integra dentro del dispositivo y está optimizado para una fácil puesta en marcha y correcto funcionamiento.